viernes, 8 de octubre de 2010

VIVIR-CON-VIVIR- DÍA DE LA CONVIVENCIA EN LA RED. 08/10/ 2010

TE INVITO A PEREGRINAR CONMIGO.




Una de las madres de los niños
que seguían el programa para combatir la desnutrición infantil.
 "Mi experiencia es bonita y positiva. Volviendo del  Africa Central, esperando unas horas de 'impasse' entre dos vuelos escuchaba a un grupo de emigrantes españoles dialogar sobre su experiencia. Había para todo. Había sido para muchos muy duro y paralizador. Para otros causa de maduración y crecimiento. Yo estaba a su lado, enferma y en silencio. Tenía los Alpes enfrente y en mi corazón brotaba la alabanza. ¡Señor Dios nuestro! ¡Qué admirable es tu nombre en toda la tierra! Así permanecí tiempo escuchando los dos sonidos: el de los hombres y mujeres, mis hermanos, y el de la Naturaleza impresionante. ¡No sabían que era paisana! Tampoco me sentía con fuerzas de meterme en la conversación. Pero ese día quedó grabado en mi memoria. ¡De todas las experiencias se podía aprender algo! Por aquel entonces no sabía bien lo que había aprendido en Africa. ¡Fue un tiempo intenso y duro! Al cabo de los años fue como un CHORRO DE AGUA VIVA.


¡Una vivienda de las buenas!


He convivido a lo largo y ancho de mi vida con personas de cuatro continentes, de más de 30 nacionalidades: española, francesa, italiana, inglesa, danesa, austríaca, finlandesa, filipina, japonesa, vietnamita, hindú, iraquí, jordana, ruandesa, togolesa, congolesa, tanzana, canadiense, estadounidense, mexicana, guatemalteca, cubana, nicaragüense, salvadoreña, argentina, chilena, peruana, brasilera… Y ya dentro de nuestro país con vallisoletanos, leoneses, vascos, gallegos, asturianos, castellanos, aragoneses, canarios, extremeños, madrileños, murcianos, andaluces, … Y con un poco de atención y memoria podría nombrar a cada una de las personas de distintas razas: payas, gitanas, bantúes, nilóticos, orientales, sudamericanas y puréchepa -una llamada Guadalupe- que era un cielo… ¡Seguro que alguna más!

Recuerdo en una ocasión en la que estando en un grupo para conocernos mejor y conocer la cultura del país que habíamos ido a vivir, fuimos de dos en dos, bajándonos en distintas paradas del Metro. Aún recuerdo el olor de aquel otoño por las calles de un París que aún veía a los españoles como ciudadanos de segunda o tercera categoría.

De aquel día aprendí muchísimo: LOS EXTRANJEROS Y EMIGRANTES TRABAJADORES FUERON LOS MÁS ACOGEDORES. Los autóctonos iban a lo suyo, la mayoría iban corriendo, tristes y cabizbajos, solitarios y acompañados de sus perritos ¡hasta abrigados con ropitas de lujo! Que, a poco que tuvieras un poco de mentalidad social, te dolía.

Al cabo de los años viví en el África de los Grandes Lagos. Trabajé con los padres de  niños desnutridos y con ellos mismos. Conocí y amé a muchos niños que murieron de HAMBRE. ¡Qué dolor! 
(¿Ves el contraste?)

Nuestro mundo roto, fragmentado. Unos con mucho, otros sin tener siquiera para comer una vez al día. Wabicucumye neza? ¿Los has triturado bien? (Me refería a las alubias: único plato que comían los niños con 6 meses y sin triturar ni pasar por el pasapurés porque ¡sencillamente no había!”). Era una tarea lenta y constante. Sin aceite ni condimentos, una pasta difícil de digerir -¡y todos los días lo mismo!- Que el HAMBRE hacía deliciosa!

Hoy, al cabo de 30 años, miro con cariño, con mucho cariño, nuestro mundo y recuerdo a Dios Creador que con tanto Amor lo creó… “¡Y vio Dios que era bueno! “ Gn. 1.

Y me hago preguntas:

- ¿Creo en un mundo de hermanos en el que tienen la Palabra todos, especialmente los que más lo necesitan, como en una FAMILIA UNIDA?

- ¿Qué hemos hecho de la familia? La que construyo ¿es una familia llena de amor y de interés por el hermano?

- ¿Acojo al extranjero como quiero que me acojan? (Donde digo extranjero digo al pobre, al empobrecido, al enfermo marginal, al que no tiene techo, al que ha perdido su trabajo, al que tiene un pequeño chiringuito o tienda y no puede pagar tanto impuesto, a la mujer maltratada, al niño rechazado, a la persona humillada e infravalorada, a la que no tiene techo… la lista es larga, al vecino que “no me cae bien” o me critica todo el día, al que piensa diferente, … al anciano que cansa repitiendo una y mil veces lo mismo?

HOY, 8 de octubre de 2010, DÍA DE LA CONVIVENCIA en la red, MI CORAZÓN ALBERGA UN GRAN DESEO, UNA UTOPÍA:

¡QUE TENGAMOS UN SOLO CORAZÓN!

Que llegue un día, el DÍA, en que nos reunamos en la Mesa de la Fraternidad Universal de toda raza, lengua, pueblo y nación en torno a un Dios Padre y Madre común.

Mientras tanto trabajaré cantando con Labordeta:

¡Habrá un día en que todos al levantarla vista veremos una tierra que ponga: LIBERTAD, AMOR, JUSTICIA, VERDAD, COMPRENSIÓN, SOLIDARIDAD, ALEGRÍA, RESPETO, ENTREGA, PAZ, SINCERIDAD, TRANSPARENCIA, TERNURA, BONDAD, AMABILIDAD, ESCUCHA, …

Y "¡Una ciudad para todos levantaremos! Un gran techo común… Un lenguaje de corazón abierto… una esperanza: ¡Ven, Señor Jesús!" (Hasta aquí mi diario).

A CADA UNO DE PERSONALIZAR ESTE COMPROMISO: PARTIENDO EL PAN, COMPARTIÉNDOLO con el que vive cerca y con el lejano que también lo necesita. Y ¡hay muchas clases de hambre de pan! ¿verdad? El de la Eucaristía, el del perdón, el de la reconciliación, el de la gratuidad, el de la contemplación silenciosa, el de la cercanía con el hermano, el de humanizar nuestro mundo, el de ser menos juzgadores y más salvadores, el del respeto a la persona, el de la justicia, amén del pan de cada día.


Sigue tú la lista.

CONVIVIR COMPARTIENDO,
VIVIR-CON;PARTIENDO EL PAN-CON...

Hoy te he compartido algo muy entrañable para mi. Me gustaría asomarme más a los blogs. En este momento mi prioridad está con mi madre de casi 94 años,  en la catequesis  de dos grupos de niños y adolescentes y en los encuentros con el grupo de catequistas y con los padres,  en el servicio sencillo de mi casa, en orar y en compartir la oración con mi madre... en acoger a la familia, sobre todo a los peques, en apoyar causas justas... Derechos Humanos, Solidaridad, etc. Y... en la realización de los blogs. Todo ello tratando de ser VIVA MEMORIA DEL AMOR DE DIOS...

¡Ojalá pudiera abrir más las puertas de 'mi casa' a cada uno de vosotros y vosotras! Si lo deseas no dejes de hacerlo. ¡Fortalece mi caminar! Pero, ¡¡¡me gusta más la relación interpersonal que la virtual!!!

UN FUERTE ABRAZO ¡Feliz fiesta de la convivencia!


http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/2010/08/convivencia.html

6 comentarios:

Carlos dijo...

Muchas gracias, Tia GÜí, Por estar con la abuela (por cierto, que foto más bonita), y feliz fiesta de la convivencia para tí también.

Un besazo,
Carlos

El tejon dijo...

Feliz día de la convivencia y gracias por pasarte por mi cueva.
Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola..

Hoy es un buen día para convivir, convivamos siempre.. Un abrazo de buen fin de semana

Gnómada dijo...

Compruebo que cumples a la perfección aquello de 'caminante, no hay camino'.

Tu vida tiene un sinfín de recorridos que no alcanzaré a ver en su totalidad (tantas y tantas [con]vivencias no caben ni aquí ni en toda la red).

Eso sí, logro hacerme una idea y me reconforta leerte... pues eso es lo bonito de este invento que llamamos blog. Rincones donde las personas comparten pedacitos de sí mismas.

De entre todo lo que se deja ver de ti en este post, me quedo con uno de los conceptos que enumeras: TRANSPARENCIA. Qué gran cualidad... la convivencia sería mucho más rica si todos tuviéramos un poquito más de ello y no nos volviéramos tan opacos (otros directamente, son muros de ladrillo a través de los que no puedes ver ná!).

Un abrazo de vuelta para ti, mujer... y para la otra que te acompaña estos días (madre longeva!) ;)

Gracias por tu aportación en la entrada convivencia de mi blog. Comenté en mi respuesta colectiva que algunos habíais acertado en vuestras conclusiones.

Senovilla dijo...

Conoces bien el sentido de la Convivencia y como se vive en cada cultura.

Me ha gustado conocerte un poco mejor con tu artículo de vida y experiencia.

Un abrazo muy agradecido.

Peregrina dijo...

Gracias a Carlos, a Gnómada y a Senovilla.

Me da mucha alegría compartir. ¡Y esta iniciativa ha sido estupenda! La agradezco de corazón.
Ir entretejiendo lazos, aunque sean sin rostro nos hace más cercana la relación y nuestro mundo un poquito más tierno y cariñoso. ¿No creéis?

Habéis leído la narración de La familia Abba
del blog:
http://lospequesoramos.blogspot.com
/

Creo que llega un poquillo al corazón de los niños y quizás de los adultos.
Un fuerte abrazo